OPINIÓN: El peso está perdiendo terreno ante el dólar

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Muchos observadores que buscan razones donde hay emociones seguramente estarán explicando la subida del dólar contra el peso mexicano basándose en dos eventos: la terrible tragedia del sismo que dejó muchos daños en México y la entrada en conversación del terreno más complejo de la renegociación del TLCAN.

Lee: El peso cierra con una ligera pérdida en el inicio del round 4 del TLCAN

Como siempre ocurre, el pensamiento lineal de los especuladores fue nuevamente sancionado por el mercado, en enero pasado, cuando el dólar alcanzaba 22 pesos con la asunción de Donald Trump, en una tendencia de subida madura que que venía desde 11.95 de mayo del 2013, desde 17.1 que terminara el 2015, y desde 20.70 niveles de cierre del 2016; los especuladores pensaban en mayores valores para este 2017.

El dólar estadounidense había subido durante tres años y medio contra el peso y en ese momento, en enero pasado, pronosticaban mayores subidas; algunos a 25, otros a 30. Preso del miedo propio de la psicología de masas, pensando que lo peor podría suceder a México en el gobierno de Trump, dejar el TLCAN trunco unilateralmente, deportar mayor cantidad de mexicanos, y también el tema del muro, mantenía a los inversores muy negativos con respecto a México.

Ello llevó a que muchos especuladores apostaran en contra de México, el EWW, el ETF que sigue a México en dólares en el mercado de Estados Unidos, cotizaba en niveles de 42 dólares, y muchos apostaban en contra de México con posiciones especulativas cortas. Fue más notorio en la relación dólar peso mexicano, en donde hubo 89.000 contratos en Chicago largo dólares contra pesos mexicanos, es decir, ventas futuras para el 2017 a futuro del peso mexicano en registros récord.

Lejos de cumplirse con el pensamiento lineal, los primeros ocho meses del año marcaron a México como uno de los países con mejor rendimiento en acciones en término de dólares, básicamente por el buen comportamiento de la Bolsa, pero mucho más por el superpeso, que contrario a las expectativas, bajó de 22 pesos a niveles de 17.43 pesos en los primeros ocho meses del año.

Lee: El TLCAN y el proceso electoral amenazan la apreciación del peso

Tal fue la caída del dólar, que alguien que hubiera comprado en Estados Unidos -cuya Bolsa está en máximos históricos- en pesos mexicanos perdía dinero, porque el peso ganaba en el año más de lo que la bolsa de Estados Unidos lo hacía en dólares.

El dólar hizo su techo en 22.03 el mismo día que asumiera el presidente tan temido por los mexicanos, y con la caída a 21 y 20, los especuladores la seguían comprando pensando en la vieja tendencia pro-dólar que duró desde mayo del 2013 al 20 de enero del 2017, con un crecimiento del dólar de un 92% de punta a punta desde 11.95 a 22.03.

Cuando el dólar bajó de 19 pesos se empezaron a leer algunos comentarios pro-peso, rebajando las previsiones de los analistas para el cierre del año del dólar contra el peso mexicano.

Lee: Banxico advierte sobre 5 riesgos para la economía

No ha sido nuestro caso, que entendemos que el mercado está hecho para descartar lo obvio, que sanciona consensos y pensamientos lineales en los especuladores y por este mismo medio escribimos en enero la gran oportunidad en peso y tasas mexicanas.

Cuando el dólar perdió total volatilidad en los meses de agosto y comienzos de septiembre, se puso de modo lo que muchos denominan carry trade. Como el dólar perdió movimiento y se mantuvo débil contra el peso, muchos empezaron a tomar créditos en dólares a una tasa más barata e invirtieron en pesos que pagaban una tasa mas cara, bonos soberanos mexicanos en pesos 2040, 2038 se pusieron de moda, y los especuladores tomaban ventaja de este diferencial de tasas más la debilidad del dólar para hacer buena diferencia.

Lo interesante es que la posición en contra del peso de enero cambió totalmente en Chicago, los 89000 contratos en contra del peso en enero del 2017 pasaron semanas atrás y previo al terremoto del 19 de septiembre a un récord de 116000 contratos largos peso y corto dólares, y lo que es más importante, luego de la recuperación del dólar desde 17.6 a 18.30, la subida fue usada por los especuladores para vender más dólares, apostando a la vieja tendencia peso firme.

Por ello la subida del dólar se ha acelerado, las noticias trágicas del sismo y los puntos sensibles en la renegociación del TLCAN toma al mercado comprado en pesos y bonos mexicanos, y apostando al carry trade. Esta posición de especulación larga y el pensamiento lineal augura objetivos de 17 y de 16 nuevamente y, como anticipamos por este mismo medio, toma al mercado por sorpresa.

ESPECIAL. TLCAN 2.0: el futuro de Norteamérica

En términos técnicos, la recuperación del dólar fue fuerte y rápida desde 17.43 a 18.85, y fue a la media móvil de 200 días, un valor técnico que siguen muchos operadores e inversores, allí recientemente salió algo de venta de dólares, pero creemos que es una pausa dentro de una recuperación mayor. Vamos a monitorear la posición de los especuladores, la que puede mostrar que el dólar vuelva a los 20 pesos en las próximas semanas o niveles mayores.

Creemos que nada es directo y por lo tanto las pausas o consolidaciones lucen posibles. La zona de 18.63-18.40 ahora es un buen soporte para el dólar y la media de 200 días en 18.85 la resistencia. Una vez que la resistencia sea superada, el próximo nivel técnico lo tenemos en 19.38, aunque si el mercado desde 17.43 recorta el 50% de las pérdidas del año que tuviera el dólar, iremos a 19.71. Si recortara el 62% de Fibonacci podríamos ver nuevamente niveles de 20 pesos antes de que termine el año en niveles de 20.26.

Banxico advierte sobre 5 riesgos para la economía

Si el movimiento empezado en 17.43 tiene destinos de nuevos máximos históricos o fallara en la zona de 19.71-20.20, en las próximas semanas será motivo de futuros artículos.

Por ahora lo importante es que el dólar continuará firme contra el peso y por lo tanto el descanso que se toma el mercado en 18.85 media de 200 días lo vemos transitorio; consolidará y luego veremos que tiene posibilidades de romper la media de 200 días. Allí se habilitaría a 19.38 y potencialmente la gran zona de objetivo de 19.71-20.26, donde analizaremos qué decisión toma el mercado con respecto a la tendencia de precios en la relación dólar peso.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]>

Extraído de Expansión.
Leer desde la fuente original.

line
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes