2,146 mdp están bajo la lupa por posibles desvíos de exgobernadores al PRI

Los exgobernadores Javier Duarte, Roberto Borge y César Duarte no sólo tienen en común ser acusados de haber aprovechado indebidamente sus cargos públicos para su beneficio personal, a través de esquemas que incluyen empresas fantasma, despojos y la retención de sueldos de funcionarios públicos. Además, los tres exmandatarios —los dos primeros detenidos y el tercero prófugo de la justicia— son investigados por presuntamente desviar dinero de las arcas de sus respectivos estados a campañas de candidatos del PRI. En total, se estima que el monto de los desvíos asciende a 2,146 millones de pesos (mdp), de acuerdo con información que autoridades y medios nacionales han dado a conocer en las últimas semanas. El exgobernador al que se atribuye el mayor desvío es Javier Duarte, de Veracruz, quien actualmente se encuentra en prisión preventiva en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde este sábado tendrá una audiencia en la que se decidirá si se le vincula a proceso o no por los delitos federales de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Recomendamos: Luces, cámara… ¡juicio! Duarte encara a la justicia y captura la atención En su edición del pasado 15 de junio, el diario Reforma reportó que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) abrió una carpeta de investigación contra Duarte por el posible desvío de 1,300 mdp. El rotativo señaló que el exsecretario de Seguridad Pública de Duarte, Arturo Bermúdez —hoy detenido en Veracruz—, reconoció en una carta que el exmandatario dio dinero público a la campaña de quien fue candidato del PRI al gobierno veracruzano en las elecciones de 2016, Héctor Yunes Landa. Dentro de la misiva, Bermúdez admite que es su voz la que se escucha en un audio difundido en medios y en el que el exfuncionario habla estas transferencias. Tras la difusión de esta grabación, Yunes Landa rechazó haber recibido dinero de parte de Duarte, quien en octubre de 2016 fue expulsado de las filas del tricolor. "Si lo escuchan con cuidado, el audio está fabricado con muchos cortes, está editado", dijo el senador priista en junio a MVS Radio.

Indagatorias en Chihuahua

El segundo lugar en este rubro lo ocupa César Duarte, exgobernador de Chihuahua, a quien se atribuyen desvíos por alrededor de 646 mdp. La Fepade ya solicitó a la Interpol una “ficha roja” contra Duarte por irregularidades en 79 mdp, de los cuales al menos 14 mdp están plenamente identificados como parte de un desvío al PRI, de acuerdo con el titular de la institución, Santiago Nieto Castillo. "Encontramos estos 14 millones. La segunda parte involucra un monto de 79 millones durante los seis años del gobierno del señor César Duarte, en el cual se desarrollaron este tipo de actividades para retener los salarios de forma ilegal de los trabajadores, para trasladarlos en efectivo al secretario de Finanzas del Partido Revolucionario Institucional", dijo a Radio Fórmula. Además, se estima que el monto bajo la lupa de la institución federal podría alcanzar los 400 mdp, tomando en cuenta anomalías en sectores descentralizados y municipios de la entidad. En tanto, la fiscalía estatal investiga otro posible desvío por 246 mdp para la campaña de quien fue candidato del PRI al gobierno de Chihuahua en 2016, Enrique Serrano. Una nota de Reforma publicada el 14 de junio señala que en la audiencia de vinculación a proceso de Karla Jurado, exdirectora administrativa de la Secretaría de Educación estatal, un testigo dijo que el dinero se desvió mediante un esquema de contratación de servicios que no se prestaron. El director comisionado del Nuevo Sistema de Justicia Penal de la Fepade, Carlos Tobar Galicia, explicó que no se puede dar más información sobre los casos para no interferir en las investigaciones, pero señaló que la institución sí tiene más denuncias por situaciones parecidas. "Tenemos casos similares en otros estados de la República, pero no puedo revelar datos específicos ni de los municipios ni de los estados porque eso podría poner en riesgo la propia investigación que estamos llevando. Tenemos la obligación de reservar los datos previo a la audiencia inicial", dijo en entrevista con Expansión. Actualmente, el exgobernador chihuahuense es prófugo de la justicia. Recomendamos: Los abogados de los exgobernadores polémicos

El caso de Quintana Roo

En el caso de esta entidad, cuyo exgobernador está detenido en Panamá y en espera de un proceso de extradición por la venta irregular de terrenos públicos y despojos a particulares, el posible desvío es de 200 mdp, según un reporte del diario Reforma. El rotativo informó en junio que esos recursos de la administración de Borge presuntamente fueron desviados a la campaña de quien fue candidato del PRI en 2016, Mauricio Góngora. De acuerdo con esta versión, el dinero fue entregado al equipo de Góngora a través del entonces subsecretario técnico hacendario, Eliezer Villanueva Lanz. En contra de Góngora, quien perdió la elección con el actual gobernador, Carlos Joaquín González, postulado por una alianza PAN-PRD, la Procuraduría General de la República (PGR) ya solicitó una orden de aprehensión, según fuentes gubernamentales consultadas por Expansión esta semana. Recomendamos: La PGR tiene en la mira a Mauricio Góngora y otros excolaboradores de Borge Borge fue detenido el 4 de junio pasado y ha promovido amparos para intentar protegerse de las acciones legales en su contra. Tras su arresto, el PRI decidió expulsarlo de sus filas. Acerca de estos casos y otros similares, Tobar Galicia señaló que la colaboración interinstitucional es clave para seguir la ruta del dinero implicado en irregularidades, así como para vigilar las operaciones de gobiernos y partidos políticos. Con información de Ariadna Ortega.

]]>

Extraído de Expansión.
Leer desde la fuente original.

line
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes